¿Dónde has entrado?

Acabas de entrar a un extraño mundo, donde el discernimiento humano escribe con una extraña pluma. Mi teclado es rodeado por mi locura en un extraño halo que no puedo alcanzar a definir y cuando se mezcla con algunos profundos sentimientos... da este blog como resultado.

lunes, 7 de enero de 2008

Congelado


Oigo voces que no quiero escuchar, que intercambiaría sin duda alguna por otras que me son más cercanas aunque las oiga en suspiros insonoros por la distancia. Harto, harto de no tener valor para pegar el salto que me lleve a algún otro lugar...

Quizás es la soledad lo que busco, lo que añoro, lo que deseo. O quizás no.

Demasiadas preguntas tengo en la cabeza queriendo resolver sin dilación, sin tardanza, pero cada vez el tiempo pasa más y más lento, y yo deshago el telar que Penélope teje en mi mente con las respuestas una y otra vez. Y lo más fastidioso es que casi siempre es sin querer, por el simple olvido, por el pasotismo rancio de mi rutina. Porque aunque me las dé de inconformista... me conformo con poco.

Sé lo que quiero pero me da miedo tomar como equivocación aquello que no sé con seguridad si lo es o no. No me quiero tirar a la piscina desde este trampolín tan alto, porque no veo si está aún llena, prefiero esperar congelado, inerte, dejándome llevar por el destino como llevo haciendo tanto tiempo. Al fin y al cabo fui yo quien elegí y soy yo quien tengo que cargar con las consecuencias de mis actos.

Se me congela el alma pues llevo pensando esto desde hace mucho tiempo, demasiado, y parece que ese tiempo que creo mío también sigue congelado. Y mientras... el frío.

2 comentarios:

Rompeolas dijo...

de verdad que me leo en tus letras de este texto, podria hasta afirmar que hablas de mi, aunque sepa que no es así.
a mi no me gusta, pero siempre hay que decidir, la vida esta basadas en las decisiones, y estas te llevaran hacia un sitio u otro.. hay que jugarsela, si o si.

Un abrazo muy fuertee

Franciso García dijo...

Enhorabuena por tu blog, FrAn. ¡Qué sensibilidad! No me atrevo a decir nada sobre esto, es muy personal...
Únicamente, agradecerte que visitaras mi blog y me dejases comentario.
¡¡Mucho ánimo!! :)
(Creo que deberías hacer todo lo posible para volver al teatro...)