¿Dónde has entrado?

Acabas de entrar a un extraño mundo, donde el discernimiento humano escribe con una extraña pluma. Mi teclado es rodeado por mi locura en un extraño halo que no puedo alcanzar a definir y cuando se mezcla con algunos profundos sentimientos... da este blog como resultado.

miércoles, 7 de febrero de 2007

Necesidades, recuerdos, nadas y pensamientos

Necesito que me abracen, que me den besos que me hagan saber que soy querido. Para que mi mente pueda mantenerse distraida de las cosas duras de esta vida. Pero hay necesidades que no son tan fáciles de cubrir y, sin embargo, sin ellas puedes vivir. Puedo vivir sin esos besos, sin esos abrazos... No es tan difícil hacerlo, pero mi añoranza de ellos se clava y se clavará muy adentro como una cruel espina que llevo muy dentro desde hace tanto tiempo...

En el pasado se cometen errores que siempre recuerdas a pesar de que, a veces con el tiempo, se llegan a convertir en sucias pesadillas infantiles de un pasado muy remoto. Pero cada vez que rememoras esos angustiosos episodios del pasado vuelves a sentir ese doloroso sentimiento que te apesadumbra desde un día que se perdió entre la niebla de los mil y un momentos vividos desde entonces. Ni el tiempo ni la distancia consiguen formatear el disco duro del corazón.

Hoy mis problemas los siento pequeños, muy pequeños comparados con otras épocas de mi existencia. Pero siguen habiendo. Antes me preocupaban cosas importantes, hoy sólo me preocupan tonterías, sólo me preocupa una nada desconcertante y austera que posa su invisible manta causando una tristeza que no alcanzo a entender, que no alcanzo a ver porqué tiene que venir a buscarme incluso cuando no hay razón para ello. Pero esa nada a veces pasea, por habitaciones tristes y oscuras... con una lluvia que parpadea fuera haciéndolo todo gris, incluso haciendo que mis pensamientos se tornen grises sin que haya algo lógico para ello. Pero es precisamente esa ausencia de todo la que provoca en mi esa nada.

A veces pienso que pienso demasiado y que a la vez mi pensamiento no alcanza los pensamientos de esos otros seres pensantes que también piensan. Quizá estas borracheras de divagaciones sobre cosas que no entiendo están afectando al hígado de mi cerebro. Pero necesito pensar: "Pienso, luego existo"(Descartes)

3 comentarios:

ana dijo...

Fran...la nada a veces es dolorosa, el no tener cariño también, pero tú lo tienes solo que no estás en el lugar donde está toda esa gente que te daríamos amor...amor de amistad, de familia.Bueno, debe ser dificil las noches en tu habitación, esa soledad tan desesperante, pero cuando llegue piensa que aquí estamos tu gente pensando en ti, recordándote por motivos tontos, de risa o de sentimiento.Hablaré de mi asi que decirte que esto que has escrito me ha llegado al alma, como casi todo que suelo leer de ti, serás un genio en algo, descubramos ahora en que...;) te quiero

Arancha dijo...

Dios y dices más adelante q la gente no te lee.Por favor escribe más, yo lo he encontrado hoy y espero q esto q escribas sea de verdad lo q sientes.Nunca me había topado con tanta sinceridad a la vez.Creía q la única persona del mundo q estaba triste un día si, otro no, por cosas q realmente no son tan importantes, era yo.Los besos y los abrazos los descubrí hace poco, y desde q los conozco no se q me pasa q me cuesta vivir sin ellos.Y además hay muchos actos, decisiones y comentarios de la gente q no puedo entender, quizás si fueran más sinceros y se tomaran un minuto de su tiempo para explicarnoslo, nos ahorrarían el pensar tanto.

Irlanda dijo...

que bonito escribes
un saludo cibernetico