¿Dónde has entrado?

Acabas de entrar a un extraño mundo, donde el discernimiento humano escribe con una extraña pluma. Mi teclado es rodeado por mi locura en un extraño halo que no puedo alcanzar a definir y cuando se mezcla con algunos profundos sentimientos... da este blog como resultado.

domingo, 29 de julio de 2007

Gritos al vacío


Me gustaría alzar el vuelo, con una ténue brisa a mis espaldas y tocar las nubes con las puntas de mis dedos en un arrebato de lujuria. Pero hace tiempo que no tengo alas, hace tiempo que me fueron cortadas. Algunos pensarán que en realidad nunca tuve, pero aun recuerdo a mi padre poniéndome unas alas con las que conseguía lanzarme al cielo.

Me gustaría desvestir mi cuerpo y mi alma sin pudores. Ser la esencia de mi yo, la esencia de mi propia existencia. Aunque en gran parte lo soy, porque todo o casi todo lo que hago es porque quiero, porque quiere una parte de mí. Ya sea mi parte tímida, la lujuriosa, la fiestera, la callada, la introvertida, la extrovertida... Pero es que todas esas partes y más son lo que conforman mi existencia y por ende también la esencia de ésta.

Me fui huyendo de la ciudad en la que nací y ahora que he vuelto parece que no me quiero ir. Pero mi lugar y mi futuro en septiembre no estarán aquí. Todos mis yos se tendrán que ir a esa otra ciudad que yo mismo elegí como ese exilio no obligado pero sí entonces deseado. No es que allí esté tan mal, es que aquí soy enteramente yo y no nadie más.

5 comentarios:

Meret dijo...

Hola Fran, me alegro de que sigas escribiendo…
¿Sabes? Cada vez que puedo paso por tu página porque me encanta leerte.
La reflexión de tus letras es profunda, sensata y a la vez tierna, quizás esas alas que te llevaron al cielo te iluminaron y fueron tu luz.
Espero que lo pases bien en tus vacaciones.

Te dejo un triple abrazo.

F.A. dijo...

Cuando huímos, todos nuestros miedos, cargas, dudas y mierdas viajan con nosotros, entonces es cuando te das cuenta de que jamás podrás huir de ti mismo y que el lugar al que siempre perteneciste, te protege más que cualquier otro desconocido.

Chechu dijo...

Ser "yo". Cada vez me doy cuenta que ser "yo" y nadie más que yo con mis errores y mis virtudes es lo más importante de cada uno.Para ir para venir, para huir, para acercarte, para alejarte. Mola el blog.

Katriuska dijo...

Me recuerda a una cola de sirena.

karmatik dijo...

no hay como ser uno mismo!!! siempre y en toda situacion,

me encanto tu blog

y la foto ke tienes de la mariposita
esta bravaza

seguire leyendolo
gracias por
visitar mi blog

:D