¿Dónde has entrado?

Acabas de entrar a un extraño mundo, donde el discernimiento humano escribe con una extraña pluma. Mi teclado es rodeado por mi locura en un extraño halo que no puedo alcanzar a definir y cuando se mezcla con algunos profundos sentimientos... da este blog como resultado.

viernes, 7 de marzo de 2008

Un día de palabras aladas


El significado de una palabra que vuela puede ser cualquiera pero todas las palabras aladas llevan en sus alas adosado el gen de la mutabilidad. Hoy puede ser y mañana ya no quizás.

Un día inicié solo la aventura en un mar de palabras que echar al viento. Y volaron, volaron alto. Y yo sin saber donde llegaban. Y aún sigo vertiendo a la atmósfera un trocito de alma, a la atmósfera de los pescadores de letras.

Un día pensé que desprenderme de lo que me atormentaba sería una buena terapia pero se convirtió en una droga que de mí mismo muchas veces emana. No sé si soy bueno, no me importa. Lo que quiero es dejar mis experiencias por si alguien quiere llegar a mi puerto gris y echar un ratito el ancla.

Un día soñé que me iba, que abandonaba el portal de sentimientos metafóricos cual meteoritos cargados de mis profundos sentimientos que relatan lo que me bulle por dentro, en el centro de mi ser.

Un día vendrá y no sé lo que en él pasara. Pero ello es parte de lo bonito de la vida: la incertidumbre vital. Y lo afrontaré como pueda, y espero no tener que yacer agazapado bajo una alfombra.

Un día las palabras aladas dejarán de volar, lo sé, pero ese día no es hoy. Esperemos que dure, porque es de vital importancia consumir la droga que uno mismo de su propio ser derrama.

5 comentarios:

Meret dijo...

Hola Fran...
Tu puerto no es gris...desde mis sueños se ve espléndido...maravilloso...
Me encanta pasear por el.

Besos.

PD;) Discúlpame por no pasar antes...estuve de viaje.

-aLBa- dijo...

Yo intento echar el ancla siempre que las mareas me llevan a tu puerto.


El paisaje que ofrecen las palabras en vuelo tiene un monton de matices. Y eso me encanta.

Por eso intento volver siempre a tu puerto gris.

METIS dijo...

no eres bueno fran, eres buenisimo. nunca dejes de echar al viento tus palabras, dejalas libres, fuera de la jaula para que puedan venir a posarse por unos minutos en mi ventana. la dejare siempre abierta por si acaso.

besos

Silvia dijo...

Pues yo creo que no dejar�n de volar.Y se dejan de volar sopla,que vuelen otra vez,libres.Y claro que ma�ana no puede ser,ni siquiera hoy puede ser del todo,porque hoy ya es futuro si lo miramos desde este mismo instante.La incertdumbre aviva un trozo de nuestra vida.

Besos

LOOLA dijo...

Ya te daré yo magia para que esas alas sigan agitándose :P

Besos de paisana para mi paisano!