¿Dónde has entrado?

Acabas de entrar a un extraño mundo, donde el discernimiento humano escribe con una extraña pluma. Mi teclado es rodeado por mi locura en un extraño halo que no puedo alcanzar a definir y cuando se mezcla con algunos profundos sentimientos... da este blog como resultado.

martes, 2 de junio de 2009

Fusilado


Grillos. Noche. Aire. Sed.

Siempre quise ser poeta y saber latín. Nunca quise ser un esteta y no saber de ti. Y tú eres tanta gente, conocida y desconocida, cercana y lejana... Todo diverso pero igual de distante cuando llega el instante de mojar mis lágrimas en la tinta negra de un boli bic.

Soledad, amarga compañera de viaje, escribí una vez. Lo que no imaginé es que el viaje fuese a ser tan largo. Tan sumamente extenso como toda una vida.

Miro hacia atrás y contemplo mil y un errores. Y da igual el tiempo pues vuelven peores. No maduro. Ya estoy podrido. Sin remedio. Consumiéndome. Y no quiero salir de este agujero.

Nadie secará nunca mis lágrimas porque nunca dejaré que me las sequen. Nunca empezaré ninguna novela porque nunca tendré tiempo para ella.

¿Y qué hago entonces? Escribir un semidiario ya fusilado de antemano por aquellos que nunca lo leyeron. Pero es que es mi único pañuelo.

3 comentarios:

Metis dijo...

yo misma recargo esas escopetas con las que me fusilan.

un abrazo.

no tardes tanto.

Meret dijo...

Hola Fran...
La soledad, un mal de nuestro tiempo.
Generalmente es la carencia de compañía y que se tiende a vincularla con estados de tristeza...
(No estás solo amigo)

Un abrazo muy fuerte

PD;) Por qui ando de nuevo...
y estaré muy a menudo, si tu me lo permites.

Meret ® dijo...

Fran
Paso a dejarte un abrazo y todo mi cariño...

Se te extraña...