¿Dónde has entrado?

Acabas de entrar a un extraño mundo, donde el discernimiento humano escribe con una extraña pluma. Mi teclado es rodeado por mi locura en un extraño halo que no puedo alcanzar a definir y cuando se mezcla con algunos profundos sentimientos... da este blog como resultado.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Sinceras mentiras sobre la verdad

Una voz inalcanzable suena y me animan a seguirla anonadado. Siempre me dijeron que lo importante era el camino y no el destino. Burdas deformaciones de la realidad me vendían. Sin embargo nunca vi lo real con claridad. Una nebulosa ha nublado siempre mi existencia. Lo que nunca supe es si yo la creé o me la crearon.

No puedo olvidar la ausencia de gente que nunca estuvo en mi vida. Nunca se me va de la mente la persona que siempre quise ser y nunca fui. Jamás he dejado de ponerme metas que nunca cumplía, y aquellos casos en que pisaba la línea del destino era por pura inercia vital de un zombie enamorado de la nada.

Esbocé en un bloc mil y un garabatos de mi ser sin llegar nunca a sombrear ni un ápice la figura resultante. Compuse poemas para un limbo que existe entre la piel y la carne que me hace sentir lo que no quiero. Toque una sinfonía de aullidos lamentables. Implementé millones de ecuaciones de mí mismo en matrices, integrales y demás... sin llegar nunca a encontrar respuestas. Uno no puede tener más incógnitas que ecuaciones, y mis dudas son millones para las pocas certidumbres que me acompañan.

Pisé mi propia cabeza con los pies de mi alma y con la grasa que amenazaba mi corazón. Me volví a comer el devuelto de sentimientos que nunca se llegaron a ver realizados. La insomne enfermedad de los besos que nunca sentí de la forma que yo quería me dejó postrado en un sueño azul, rojo, amarillo e inalcanzable.

Miré los colores de una manta que me enfriaba más y más, y eran de un color que ardía. Así que procuré olvidarla. Más que nada para no volverme aún más loco dentro de la cordura de un ser racional e irracional a un tiempo.


Ámame mientras lo piensas.

3 comentarios:

Juanjo dijo...

Me ha encantado el post y también el vídeo... Volveré por aquí.
Saludos.

Isabel dijo...

Nunca pises tu propia cabeza y mucho menos dejes que te la pisoteen con ideas perdidas y con mentiras.

Escribes muy bien.

Un beso.

Meret ® dijo...

Hola Fran...
Aprender a reconocer lo que te gusta, lo que te disgusta, desechar lo malo para seguir adelante, es buenísimo...
El resultado de todo eso es...
ir en buscar la felicidad.
Esa es la meta de todo ser humano.

Sobretodo...quiérete a ti mismo... y así podrás querer a los demás

Escribes divinamente.

Besos.