¿Dónde has entrado?

Acabas de entrar a un extraño mundo, donde el discernimiento humano escribe con una extraña pluma. Mi teclado es rodeado por mi locura en un extraño halo que no puedo alcanzar a definir y cuando se mezcla con algunos profundos sentimientos... da este blog como resultado.

martes, 5 de enero de 2010

Dudas


Cuando los mares pasan de la marejada a la marejadilla. Cuando los huracanes pasan a ser simples rápidos vientos. Cuando el polvo en suspensión vuelve al suelo. Sólo entonces notamos la calma en que vivimos.

La venganza es para mí un sentimiento pueril, que me desencaja a veces de mi posición. Pero siempre vuelvo a ser yo. Aunque cada una de mis experiencias vitales me modele como persona, como ser humano.

Pero yo pienso. Pienso demasiado. Sobretodo antes de irme a dormir cuando no logro conciliar el sueño deseado. Y en múltiples ocasiones sueño con un ser que soy, fui o que quizás seré. Logré alcanzar lo que en mi vigilias en pos de himnos vislumbré. Sin embargo el resultado de todo ello no es siempre el que esperaba e incluso a veces causa una angustia vital indescriptible.

Son mi elecciones, mis equivocaciones y mis aciertos a medias. Querer ir a un sitio sin moverte del que estás, ¿es normal? Y es que un día, sin querer o queriendo sin saber, abandoné un mundo a medio explorar y marché a otro.

Después de la desolación, siempre llega la calma. Después de buscar respuestas, amistades y muchas otras cosas cuando las encuentras después de épocas oscuras en la vida te sientes extrañamente calmado. Con miedo a perderlo todo porque me voy, porque dividí mi mundo y a mí mismo.

Y ahora no sé si volver a casa, a la tierra que me vio nacer, quedarme en aquella que me dio una oportunidad o volver a volar... hacia no se sabe donde, hacia un lugar en el que abandone todo de verdad. Pero es que me cansé de defender el terruño estando lejos. ¿Volveré? ¿No? No lo sé. Dudo... y mucho.

6 comentarios:

MeTis dijo...

para mi la calma es volver a casa despues de repudiarla por ser mi mundo. Pero es lejos de ella, ya sea fisica o metalmente, cuando te das cuentas que ese es tu sitio, te guste o no.

un abrazo.

por cierto, el libro de mi vida, mitad realidad, mitad ficcion. A mi ella no me da ninguna pena.

Isabel dijo...

Vuelve contigo.

Un beso envuelto con papel de regalo. El día de Reyes es lo que tiene...

elcielo dijo...

Yo también me quise ir de mi mismo durante mucho tiempo, y con los años he aprendido que tú eres tu casa y en ella moras, haz que sea lo más confortable posible. Un saludo.

Nitya dijo...

hola! me encanta tu blog! estaba buscando uno con sinceridad y buenas palabras, que digan algo importante, así que me pasaré por aqui de vez en cuando, un beso!

Felipe dijo...

No estaría mal el volver¿A donde?que más da es caso es volver, encontrarte en uno u otro lugar, dejar de buscarte,
Si no te aprieta nada, vuleve.

Un saludo

Lydie Bianco dijo...

pensar no siempre es bueno. pero teniendo en cuenta que dudar es la consecuencia de haber pensado.. a lo mejor sí que es bueno siempre pensar. qué lio. pensaba tener una respuesta clara a tu texto. pero DUDO de que mi cabeza sepa ordenar las ideas que pasan por ella (en el supuesto de que existan).


muà, fran.