¿Dónde has entrado?

Acabas de entrar a un extraño mundo, donde el discernimiento humano escribe con una extraña pluma. Mi teclado es rodeado por mi locura en un extraño halo que no puedo alcanzar a definir y cuando se mezcla con algunos profundos sentimientos... da este blog como resultado.

domingo, 28 de febrero de 2010

Vital océano


Esta noche unos ojos azules me han hablado mudamente de la soledad. Y no es que me dieran miedo ni que me enamoraran sino que me he visto reflejado. Me han enseñado una extraña burocracia que me lleva hacia delante sin freno, con inercia vital, sin plantearme casi nada a la misma vez que lo cuestiono todo, y ello evita cualquier cambio necesario en mí...

De repente miro hacia atrás, como muchas veces hago, y veo tantas y tantas cosas que hice mal... Y no son un trauma para mí, he conseguido seguir hacia delante con normalidad... Aunque quizás nunca asumí realmente lo que estaba mal y me he convertido en el demonio del infierno de Dante personificado en un humano que no mata ni la mosca más pesada de una tarde de verano.

El océano vital es inmenso. Uno cuando empieza a moverse por él apenas sabe. Otros han de tutorizarle durante años hasta que puede un ser humano nadar con eficiencia para continuar saltando olas. Yo he notado que sólo uso los pies y no las manos. Cada vez me hundo más y más en un mar que es mío, en el agua que me pertenece, en mi espacio vital acomodado a lo que venga sin luchar por lo que quiero. Pero sólo sé odiarme por ello, por no explorar un vasto mar, por no sacarle a la vida todo el provecho posible.

5 comentarios:

MeTis dijo...

tu utiliza los pies, que te ayudara alguna sirena con sus manos.

En el fondo del mar esta lo mas bonito. Y lo mejor es que no hablan y por tanto no mienten.

un abrazo.

FrAn dijo...

Pero hay tanta presión conforme uno baja más y más...

Isabel dijo...

No te abandones al fondo. No dejes que te coman las aguas donde ya no llega la luz.

Y ten en cuenta que todos tenemos una linterna acuática que nunca debemos abandonar, así la podrás utilizar cuando estés ahí abajo.

Creo que la llaman esperanza..pero no estoy segura.

Un beso gigante.

Lydie Bianco dijo...

no te fies del mar, no es un buen amigo.

enry dijo...

LA VIDA ES DEMASIADO CORTA AMIGO!!!...DEBEMOS DE VIVIR SIEMPRE FELICES POR TODO LO QUE LA VIDA NOS DA AUN ESTANDO EN ESE OCEANO QUE DESCRIBES, VER QUE NO TODO ES MALO AUN ESTANDO AHI, SINTIENDO QUE DIA A DIA YA NO PUEDES TOMAR AIRE Y SIENTES QUE PRONTO TE AHOGARAS, EXTIENDE ESOS BRAZOS Y MIRA HACIA EL CIELO ESE CIELO QUE SE FUNDE CON EL MAR Y SE CONFUNDEN EN LA LEJANIA POR SIMILITUD COLOR, CUANDO MENOS LO ESPERES TU MISMO TE IMPULSARAS Y SALDRAS VICTORIOSO,AUN EN SITUACIONES DIFICILES SIEMPRE DEBEMOS DE BUSCAR LA SALIDA SIN PERDER LA CORDURA.SUERTE EN ESTE VIAJE OCEANICO!!!...BESITOS!