¿Dónde has entrado?

Acabas de entrar a un extraño mundo, donde el discernimiento humano escribe con una extraña pluma. Mi teclado es rodeado por mi locura en un extraño halo que no puedo alcanzar a definir y cuando se mezcla con algunos profundos sentimientos... da este blog como resultado.

miércoles, 24 de marzo de 2010

La fragancia del vaso

Relatar el principio no puede ser tan complicado... De repente todo un mundo se dilucida, muestra sus cartas con claridad. De repente lo demás seres humanos se convierten en gárgolas. Después de años de mi propia petrificación volví a demostrar sentimiento alguno. Aunque quizás no haya persona adecuada para demostrar lo que llevo por dentro, pues todos tienen llaves y puertas de escape. La mía sólo fue y ha sido una, la llave del escapismo, y no quiero volver a usarla.

Un cambio tras otro. Eso es la vida. Y para llevar una vida hay que afrontar esos cambios. Huir es convertirse en el vivo de lo inerte, en el vivo de un metro que lleva a ninguna parte, de un tranvía con vistas al vacío, de un autobús que lleva en el interior el tubo de escape. Lo peor es que a pesar de mi convencimiento de lo que no debo hacer lo haré. Cuando uno no ve más caminos... o no es que no los vea o no los quiera sino, simple y llanamente, que no los tengo.

El vaso siempre estuvo vacío. Excepto en aquel principio donde todo era diferente e igual, aquel principio en el que todo se truncó aunque seguí hacia delante. Y no hablo de un principio ancestral ni de mi propio principio sino del principio de mi yo adulto consciente.

¿Por qué hago las cosas? Porque debo. Pero, ¿por qué debo? Se me olvidó preguntárselo a Kant... ¿Por qué todo parece que vuelve? Por el eterno retorno. Pero, ¿por qué vuelve? Se me olvidó preguntárselo a Nietzche.

Romper un plato da igual, si es del microondas la cosa cambia. Y es que hay platos y platos, personas y personas... Soledades y soledades. No es lo mismo estar solo cual ermitaño en la montaña que en una sociedad, que en un mundo donde hablas y hablas con gente que ve un espíritu alegre, fiestero y dicharachero. Pero el dolorido sentir sólo lo siente alguien que ha tenido demasiado tiempo para pensar en cosas que otros simplemente no piensan o si piensan se juran no volver a hacerlo.



"Del pasado dichoso sólo podemos conservar el recuerdo; es decir, la fragancia del vaso" Azorín, Castilla

4 comentarios:

enry dijo...

No te dejes vencer, que a pesar de tanta tristeza, el mundo tiene motivos hermosos para ser feliz.

¡ Vive ! Algún día te tocará a ti ayudarle a otra persona a vivir y seguramente lo harás mejor que nadie...

Isabel dijo...

Intervalos. Todos pasamos por ellos. Cuando creces, empiezas la etapa adulta y te planteas el comienzo de tu vida ''seria'' puedes hacer dos cosas: Aceptar los intervalos y que la felicidad plena y continua no existe o no aceptarlo. Si eliges la primera opción aprenderás a disfrutar de tus periodos buenos y agradables, felices, fiesteros, dicharacheros o como quieras llamarlos. Si eliges la segunda (como yo hice en mi principio) te dará igual que vaya a venir un intervalo bueno, porque siempre vendrá seguido de otro malo..y ¿para qué?. Seguí mi línea por debajo de las sonrisas hasta que un día me dije: hasta aquí. Y así fue.

Ahora no puedo decir que sea una fiestera o una dicharachera. Soy Isabel. Y tengo mis momentos buenos y mis momentos malos. Y cuando esté bien seré feliz, y estaré alegre, muy contenta, sonreiré y derrocharé energía. Y cuando tenga que venir una temporada mala, aguantaré, y sufriré como hacemos todos. Pero saldré.

Y volveré a sonreír.

¿Para qué quedarte en la zona mala si sabes que una buena llegará tarde o temprano?

Quítate esa venda que tienes en los ojos y vive.

Pd: Escapar es muy fácil. Demasiado.

Beso!

MeTis dijo...

Pues te quito tu carta e intento escaparme yo. Pero no tengo caminos donde elegir, solo uno y ese tiene multiples senderos que me asustan que no me lleven a mi destino final. ese que solo se puede decir ADIOS una sola vez y no hay vuelta atras..

Isabel dijo...

¿Has leído ''La soledad de los números primos''? Si no es así, por favor, HAZLO. Yo lo empecé ayer a la noche, y no me pude ir a la cama sin acabarlo. Como resultado me acosté a las 5 de la mañana teniendo clase a las 10.

Obviamente no he ido a clase.

=) Un día es un día. Y ese libro, es el libro.

Un besooo