¿Dónde has entrado?

Acabas de entrar a un extraño mundo, donde el discernimiento humano escribe con una extraña pluma. Mi teclado es rodeado por mi locura en un extraño halo que no puedo alcanzar a definir y cuando se mezcla con algunos profundos sentimientos... da este blog como resultado.

domingo, 6 de mayo de 2007

El vuelo erróneo de las mariposas


Anoche sensaciones que llevaban tiempo sin visitarme llegaron a mi vida otra vez. Otra vez me sentí inferior, me sentí fuera de lugar. Pero con una diferencia, que ayer fue mi culpa, que ayer no estaba realmente fuera de lugar, que ayer no estaba solo, no estaba abandonado a mi suerte. Ayer creí por un momento que la vida volvía a colocarme en situaciones del pasado y la pagué con personas que no pertenecen a ese pasado oscuro de imbecilidad y masoquismo(siempre metafóricamente) sino a personas que afortunadamente pertenecen a un esperanzador presente. Pero claro ellos no conocen ese pasado, no pueden entender de la forma que repercute en mi presente y no les culpo por ello. No, no es culpa suya. Pero estoy demasiado lejos de muchas cosas que quiero y esas personas que conozco de hace apenas unos meses también son ya queridas pero siento en ocasiones que no me conocen ni yo a ellas, no saben de partes de mi pasado que son imprescindibles para conocerme ni yo del suyo, no saben detalles de mí que me condicionan sobremanera y a mi también se me escapan muchos detalles que quizá si fuera menos payaso ya conociera.

Quizá me pasa como a las mariposas, ellas elevan su vuelo como de una manera indecisa, como inseguras, como si fueran a serles arrancadas las alas. Yo ya pasé ese suelo frío en el que durante un año estuve postrado y me afecta de vez en cuando como una tenue brisa que desequilibra momentáneamente mi vuelo.

Y hoy me río de esa brisa y quizá debería tomarla más enserio. Gracias a Dios hoy se hablaron cosas que anoche quedaron en duda pero no debería reírme, ni contar cien mil veces que cayeron las lágrimas por estos mis ojos como si de una batalla se hubiera tratado. No, no debería.

Lo que más me fastidia es que no he tenido el valor de pedirles perdón por lo que mi loca cabeza no dice ni cuenta, por las paranoias y recuerdos extraños que pasaron anoche por mi cerebro y mi cuerpo a esas dos personas que ahí conmigo estuvieron.
Gracias chicos, me alegro de haberos encontrado.

1 comentario:

ainat dijo...

es curioso lo muxo q nos paracemos a personas q estan a nuestro alrededor, a veces no nos damos cnta y tnms a almas gemelas a la vuelta de la eskina...... ay si yo t contara...... yo tbn estuve muxo tmpo sumergida en el psado y sin nadie al q poder cntarselo sin q sonara estupido ya sabes q aki tnes a alguien para desaogarte en lo q qras espero obtenr lo mismo de ti :) necesito un poco de tu filosofia si supieras lo pekeño q es el mundo y lo q me e perdido por un smple enfado......ya t cntare